El recubrimiento farmacéutico tiene una larga historia, iniciando desde épocas antiguas y con la intención de mejorar el sabor y la apariencia de los medicamentos.

En tiempos modernos estas razones para recubrir medicamentos continúan vigentes y por supuesto se han agregado otras más, entre las que tenemos; modificar el sitio de liberación del fármaco, proteger de la luz y de la humedad al principio activo, facilitar el envasado del medicamento, crear una imagen al producto y favorecer el apego del paciente al tratamiento.

Como es de esperarse, el aumento de la población, el incremento en la vida media de la población y el crecimiento del número de pacientes con enfermedades crónicas demanda una mayor producción de medicamentos para atender a los pacientes, a la vez que es necesario facilitar el acceso a través de precios más competitivos.

Importancia del recubrimiento para los medicamentos

La alta productividad del recubrimiento farmacéutico se logra a través de mejoras tanto en el equipo empleado para recubrir, al cual llamamos bombo de recubrimiento; y en la suspensión de recubrimiento empleada.

Las mejoras en el equipo de recubrimiento permiten producir varios millones de tabletas en un tiempo corto, llegando a producir hasta 500 kg en algunas horas. Otras innovaciones han permitido generar equipos de recubrimiento continuo donde es posible lograr recubrir hasta 500 kg/h, lo que ha motivado y favorecido la modernización de los productos empleados para recubrir.

Estos productos empleados para recubrir los conocemos como Sistema de recubrimiento, que consiste en una formulación desarrollada específicamente para recubrir los medicamentos, esta formulación contiene los ingredientes necesarios para aplicar y formar la película de recubrimiento sobre la superficie del medicamento, el operador del área de recubrimiento sólo debe dispersar el material en el solvente requerido, generalmente agua. Formando lo que conocemos como suspensión de recubrimiento.

Las mejoras en la suspensión de recubrimiento están alrededor de los conceptos de facilidad de preparación, concentración de sólidos, viscosidad, y facilidad de secado. Para ello en DVA formulamos utilizando mezclas novedosas de nuevos ingredientes que han permitido lograr el balance necesario entre la necesidad de aumentar la producción de medicamentos y los requerimientos de una película farmacéutica de calidad. Conoce nuestro sistema de recubrimiento de alta productividad en EasyCoat®.

Ventajas del recubrimiento para medicamentos de EasyCoat®

Con el recubrimiento farmacéutico EasyCoat®, y respaldado por la experiencia de DVA, es posible duplicar la capacidad de producción en el área de recubrimiento de los productos que requieren un sistema de recubrimiento estético. Adicionalmente, el sistema puede lograr un ahorro en energía derivado del menor gasto requerido durante el proceso, manteniendo excelente apariencia en las tabletas; gran definición del grabado y manteniendo la disolución del principio activo dentro de la especificación esperada.

Dicho aumento en productividad se logra manteniendo la cantidad de recubrimiento aplicada en los valores típicos, es decir no es necesario aumentar lo que llamamos ganancia en peso para recubrir correctamente la tableta. A la vez que se emplean tasas de aspersión equivalentes a los sistemas tradicionales.

Así tenemos como resultado un sistema de recubrimiento que se prepara a una concentración mucho mayor versus los sistemas tradicionales. Es posible recubrir la misma cantidad de tabletas con una cantidad mucho menor de líquido para recubrir y por lo tanto de tiempo, logrando un incremento en la capacidad de producción de hasta el doble.

Por ejemplo, para recubrir 100 kg de tableta, se requieren 23 kg de suspensión de recubrimiento preparada al 15% de sólidos p/v, si ahora esa suspensión la preparamos al 35% de sólidos p/v, solo se requerirán 11.6 kg, logrando así una reducción de 50.8% de la cantidad de suspensión por utilizar.

Adicionalmente, con el sistema de recubrimiento de DVA, el paciente recibirá medicamentos de sabor agradable debido al ligero sabor dulce del recubrimiento, producido por la incorporación de isomalt en la formulación, material que proporciona dulzor sin aportar calorías.

En la fórmula DVA hemos logrado el balance adecuado entre las propiedades de formación de película (adhesión, elasticidad, resistencia mecánica y poder de recubrimiento); mientras mantiene una viscosidad dentro del intervalo requerido para recubrir por aspersión, y con la posibilidad de incorporar una gran variedad de colores gracias al elevado poder de dilución de la base polimérica que forma la película permitiendo un recubrimiento farmacéutico de la más alta calidad.

Para la aplicación de este sistema novedoso el núcleo no requiere una condición especial, es posible recubrir sus núcleos actuales con el nuevo sistema de recubrimiento gracias a sus excelentes propiedades de formación de película, evaluadas en nuestro laboratorio de soporte técnico ubicado en el parque industrial Atitalaquia, Estado de Hidalgo.

Preparación y aplicación del recubrimiento

En lo que corresponde a la preparación de la suspensión de recubrimiento, esta es posible realizarla empleando los equipos tradicionales usados en los sistemas de recubrimiento de película, requiriendo solamente 30 minutos para obtener una suspensión lista para aplicarse.

Respecto al equipo y condiciones de proceso, el sistema DVA funciona tanto en bombos convencionales como en bombos perforados sin el requerimiento de algunas condiciones especiales, mostrando el desempeño esperado, logrando una uniformidad de color entre tableta y tableta en tiempos cortos en ambos tipos de equipos.

En relación con el sistema de aspersión, el sistema DVA se adapta a los sistemas actuales empleando condiciones de trabajo típicas tanto para la presión de aspersión como la presión que forma el abanico de aspersión. Logrando tamaños de gota que producen recubrimientos de buen aspecto.

Acerca del aire de secado es posible utilizar los valores actuales en términos de volumen y temperatura de secado debido a su gran facilidad para secarse gracias a la elevada concentración de sólidos de la suspensión de recubrimiento, logrando recubrir un producto hasta en la mitad de tiempo versus los sistemas de recubrimiento tradicionales, ahorrando así una cantidad de energía en el calentamiento de aire de secado y obteniendo una la mejor calidad del recubrimiento farmacéutico.

En conclusión, el recubrimiento farmacéutico EasyCoat® permite aumentar la capacidad de producción en el área de recubrimiento hasta en un 100%, a través de una formulación balanceada y diseñada para prepararse a una concentración de sólidos del 35% frente al 15% de los sistemas tradicionales, logrando así una disminución del 50% de la cantidad de suspensión de recubrimiento por aplicarse. A la vez que mantiene los requerimientos típicos de ganancia en peso, permitiendo aplicar el producto a las tasas de dosificación normales tanto en equipos convencionales como modernos, teniendo como resultado, procesos de recubrimiento más rápidos con la posibilidad de aumentar la capacidad de producción del área hasta el doble.

Adquiere el recubrimiento adecuado para tu aplicación con EasyCoat®

Si deseas aplicar distintos sistemas de recubrimiento a los comprimidos, opta por los que fabricamos en DVA. Contamos con cuatro sistemas para distintos fines: sistema de recubrimiento estético de alta productividad (SP) sistema de recubrimiento estético (ST); sistema de recubrimiento de liberación entérica (NT); sistema de recubrimiento contra la humedad (MT). Solicita una cotización o más información a través de la línea (55) 2122 0400 o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.