4 aspectos cruciales del proceso de recubrimiento de película

 

Actualmente, la aplicación de un sistema de recubrimientos preformulados en medicamentos es crucial tanto para la industria farmacéutica como para la sociedad en general. La razón son sus funciones: controlar la liberación del principio activo, proporcionar sabor y color, facilitar su manipulación y durabilidad, entre otras. En el pasado y aún en nuestros días se usó el recubrimiento azucarado y, actualmente, hay otras opciones, como el recubrimiento en seco o de lecho fluidizado, pero el más utilizado es el recubrimiento de película, del que hablaremos a continuación.

 

Equipos de recubrimiento de película

 

Dos componentes importantes del sistema de recubrimiento de película son el sistema de pulverización, bandeja, colector de polvo con controles y unidad de tratamiento de aire. Igual se usan controladores de humedad según la aplicación. En el caso de la bandeja, consiste en un tambor rotatorio perforado en el interior de una cabina, que permite controlar parámetros en el tambor, como presión, caudal de aire, velocidad de giro y temperatura.

 

La aplicación del sistema de recubrimientos preformulados inicia con la colocación de lotes de medicamentos en el tambor. Las tabletas están calentadas en un flujo de aire y se permite el asentamiento del polvo con temperaturas que oscilan entre 40 °C y 46 °C, lo que toma un cuarto de hora. En el tambor hay pistolas pulverizadoras que producen una neblina fina del recubrimiento que, al tener contacto con el medicamento, se seca. La niebla es evaporada con agua o solvente y se torna en película fina al solidificarse.

 

La pulverización se realiza uniformemente y de manera ligera para obtener una capa robusta y densa. Esto requiere desde algunos minutos hasta varias horas según el recubrimiento usado, velocidad del tambor, presión, temperatura, entre otros parámetros que es necesario controlar en todo el proceso. Es importante que no haya interrupciones, ya que ocurrirían defectos en los medicamentos.

 

Distribución del recubrimiento

 

La distribución del recubrimiento sobre la tableta tiene que ser uniforme, lo que requiere de pistolas pulverizadores que usan aire comprimido para atomizar el sistema de recubrimientos preformulados. Hay tres tipos en la industria: dos, tres o cuatro puertos. El primer tipo es el más sencillo y destaca por su puerto para el aire y otro para la solución líquido.

 

La pistola de tres puertos destaca por el control independiente de la activación de la pulverización y de la presión de atomización. De esta manera, es posible controlar la cobertura del pulverizador. En el caso del equipo de cuatro puertos, uno es para el líquido y los demás para el aire. Destacan por el control independiente tanto de la atomización, presión de activación y tamaño de pulverización.

 

Dosis de pulverización

 

Es importante monitorear el volumen de pulverización, principalmente en sistemas de película acuosa, debido a que las variaciones en la dosis derivan en defectos, como erosión, picado, pegado y piel de naranja a causa de la alta humedad en el medicamento. El control de las dosis se realiza usualmente mediante bombas peristálticas, que destacan por su precisión, su fácil limpieza y reemplazo de tuberías para que no haya contaminación cruzada entre los recubrimientos.

 

Si se controla la utilización de la utilización de recubrimiento es posible monitorear la dosis. De esta manera, al inspeccionar los primeros lotes, es posible corroborar la velocidad de giro de la mencionada bomba. Es importante que la bandeja esté completamente cargada durante el proceso para que el ingreso directo del aire al conducto de extracción o al lecho, evitando gastos excesivos de energía que vuelven ineficaz el secado.

 

Para que no ocurran problemas por cargas incorrectas de la bandeja, es común usar un sistema multibandeja con tambores de distintas dimensiones para permitir lotes de varios tamaños.

 

Pistolas

 

Los tambores pueden tener varias pistolas cuya configuración correcta es crucial. Su distancia tiene que ser adecuada al igual que la distancia con el lecho para lograr un buen ancho de pulverización, de lo contrario, no sería uniforme. Si la anchura es excesiva, la zona de pulverización tendrá una superposición y la pulverización caería en zonas no elegidas, lo que conlleva derroches de material y defectos de aplicación.  Lo ideal es que el patrón de pulverización sea igual a la superficie del medicamento y se cubra casi por completo su lecho.

 

Antes de iniciar el proceso de recubrimiento farmacéutico de película, es necesario configurar las pistolas. La revisión de la dosis es crucial para cada una. Tienen que ajustarse en caso de variaciones mayores que el 10% en la dosis entre cada una. Es importante que la presión en el interior del tambor sea menor a la presión del aire de entrada, lo que requiere su control continuo durante la aplicación. Tanto las presiones negativas como negativas tienen que evitarse para que no haya problemas, como la contaminación del entorno al abrirse el tambor.

 

Si necesitan un recubrimiento entérico de tabletas u otras opciones con diferentes características, adquieran los sistemas de EasyCoat de DVA. Soliciten más información o una cotización al (81) 8386 6575 para nuestra sucursal en Monterrey o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

 

Todas las respuestas acerca de los sistemas de revestimiento farmacéutico

sistemas de revestimiento farmacéutico

Los sistemas de revestimiento farmacéutico son una técnica revolucionaria que han logrado un enorme salto en el mercado de los medicamentos, dotándolos de características únicas que mejoran su biodisponibilidad, resistencia e incluso apariencia, sin la necesidad de alterar ninguno de los componentes del fármaco. Este método se ha empleado desde mucho tiempo atrás y desde entonces casi todas las industrias farmacéuticas lo emplean en sus procesos productivos; no obstante, a pesar de ser tan popular, no deja de generar bastantes dudas que el día de hoy, EasyCoat se encargará de responder.

¿Cuál es el origen de este procedimiento?

El recubrimiento en la industria farmacéutica es de los procedimientos más antiguos que aún es empleado en el mercado actual; se trata de un método en el que se aplica una o más capas de cierto espesor que se colocan en la superficie de las tabletas y que tienen por objetivo dotar de características especiales que el fármaco en sí mismo no puede cumplir. Históricamente, el primer caso registrado de esta técnica fueron los experimentos hechos por el médico y alquimista persa Rhazes al final del primer siglo.

Más adelante, el médico y filósofo musulmán Avicena, experimentó con pequeñas láminas de plata y oro para recubrir a los fármacos y ocho siglos más tarde, en 1838, Garot fue el pionero del uso de gelatina para cubrir píldoras que tenían un sabor desagradable; este invento dio paso a que la compañía francesa Garnier Lamoureaux comercializara en los Estados Unidos tabletas recubiertas de azúcar y años después a la aparición del estilo de recubrimiento de paila por parte de Warner.

¿Por qué es importante el recubrimiento farmacéutico?

Existen diferentes motivos por los que es importante realizar este procedimiento, a continuación mencionaremos algunos de estos:

  • Mejorar la apariencia del fármaco para ser más comercializable y tener más cercanía con el consumidor.
  • Para encubrir sabores y olores desagradables que generarían un rechazo hacia el medicamento.
  • Ofrecer protección ante elementos del ambiente como la humedad, la radiación solar, el polvo y el contacto con el oxígeno que pondrían en peligro la estabilidad de los compuestos.
  • Facilitar el consumo ya que ofrecen superficies suaves y lisas que se deslizan mejor por la garganta.
  • Programar el momento de la liberación del fármaco para obtener una absorción más pura y un aumento en su biodisponibilidad.
  • Generar una identidad de marca a través de placas de colores, consiguiendo no sólo ser atractivo para el consumidor sino que diferenciarse de la competencia.

¿Qué tipos de revestimientos existen?

Los sistemas de revestimiento farmacéutico se pueden separar en dos tipos principalmente:

  • No entérico: Se emplean materiales que son solubles en un pH de tipo ácido, lo que significa que al contacto con los ácidos gástricos va a desintegrarse y liberar los componentes del fármaco para ser absorbidos por el organismo.
  • Entérico: Es el tipo de recubrimiento que logra resistir a los ácidos del estómago y se libera en un pH cercano a ocho; esto facilita una liberación tardía mucho mayor y la disminución del riesgo de sufrir de enfermedades gástricas.

No existe un tipo que sea mejor que otro ya que eso dependerá del tipo de liberación que requieren los componentes internos del fármaco y el tratamiento en particular que se desea emplear; además, hay que tener en cuenta los antecedentes de los consumidores, por ejemplo, si son propensas a sufrir de gastritis, lo mejor sería emplear recubrimientos entéricos para asegurar que el medicamento no será un factor desencadenante de la enfermedad.

¿Qué características debe tener el núcleo del medicamento?

Para el caso de los sistemas de revestimiento farmacéutico empleados en las tabletas, es necesario que el núcleo a cubrir posea ciertas características:

  • Forma biconvexa: esto facilitará la aplicación del recubrimiento y hará mucho más fácil que el medicamento se mueva en el interior del organismo.
  • Dureza: deben ofrecer la mayor resistencia posible para no sucumbir ante la aplicación del revestimiento (se recomienda un mínimo de 3 Kp)
  • No deben tener polvo en su superficie con el fin de que no haya interferencias entre el recubrimiento y el núcleo.
  • No tener una humedad superior al 2%
  • No tener una tendencia a romperse con facilidad

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que se realizan nuestros clientes acerca de los sistemas de revestimiento farmacéutico, si usted tiene una duda que no respondimos en este artículo, siéntase libre de preguntarle a nuestros asesores a través del formulario de contacto que encuentra en nuestro sitio web o llamando a nuestras sedes específicas en Ciudad de México, Hidalgo, Jalisco y Nuevo León que encuentra en la misma sección de contacto.

Tipos de recubrimiento EasyCoat®

tipos de recubrimientos farmacéuticos

EasyCoat® es un producto fabricado en México por DVA, una empresa alemana con cerca de 20 años, ha estado comprometido con la elaboración de diferentes tipos de recubrimientos farmacéuticos que buscan cubrir los diferentes requerimientos de los principios activos de los medicamentos, buscando el apego al tratamiento por parte del paciente al ser fácilmente identificable por algún color específico y enmascarar sabor-olor. A la vez que cumple con los requerimientos regulatorios en términos de calidad, seguridad, eficacia y estabilidad.

En definitiva, los sistemas de recubrimiento farmacéutico son componentes ideales para garantizar que los medicamentos sean consumidos por los usuarios al tiempo que buscan proteger los principios activos que lo componen, favoreciendo que se cumpla el efecto terapéutico y mejorando la salud de las personas.

Al aplicar recubrimiento farmacéutico a los medicamentos, es posible proporcionarles colores que los diferenciarán de la competencia, a la vez que los hacen más atractivos para los consumidores al facilitar su administración.

En esta oportunidad, indicaremos los diferentes tipos de recubrimientos farmacéuticos que comercializamos en EasyCoat®, de forma que pueda comprender su importancia en la industria y la manera en que benefician al mercado de la farmacéutica.

¿Qué tipos existen?

La gran ventaja que poseen los recubrimientos es que tienen distintas funciones que en su conjunto logran que un producto farmacéutico sea atractivo para el paciente, que posea la capacidad de resistir en diferentes condiciones ambientales y absorberse en el cuerpo para cumplir con su objetivo terapéutico.

En ese sentido, existen diversos tipos de recubrimientos farmacéuticos que son destacables y mencionaremos a continuación:

EasyCoat® SP

Es un sistema de recubrimiento para productos de liberación inmediata y, debido a su composición única, permiten fabricar medicamentos de sabor agradable, con excelente brillo y una amplia variedad de colores; a la vez que favorece la rápida disolución del fármaco permitiendo cumplir con el efecto terapéutico de acuerdo con lo esperado.

EasyCoat® ST

Se trata de un sistema de liberación inmediata; es decir, se compone de un recubrimiento superficial que otorga colores atractivos que cumplen con funciones de marketing para ser reconocidos por más personas y generar una imagen de marca, facilitando en gran medida su tratamiento.

Esta capa superficial es de fácil disolución, por lo que logra proteger a los ingredientes activos y a su vez se absorbe fácilmente en el organismo para que los compuestos se distribuyan en el cuerpo.

EasyCoat® NT

Este sistema de recubrimiento entérico es útil cuando se trata de proteger al fármaco de los jugos gástricos del estómago o si queremos proteger al estómago del efecto de los principios activos y prevenir enfermedades gástricas, que son muy frecuentes cuando los medicamentos se disuelven en el estómago, generando una reacción química que desemboca en una irritación de la mucosa gástrica. Para solucionar esto, se retrasa la disolución hasta cuando se llega al medio más alcalino del intestino delgado; en donde recibe una mejor absorción y no produce daños en los compuestos del organismo.

EasyCoat® MT

Se trata de un sistema de recubrimiento que se diseña para proteger apropiadamente al medicamento y al fármaco de la humedad ambiental, evitando reacciones químicas entre los componentes del comprimido y el principio activo manteniendo su pureza. Previene cambios físicos en el fármaco que provoquen fallas en el efecto terapéutico o en la liberación del principio activo.

Así mismo, los diferentes tipos de recubrimientos farmacéuticos tienen otro tipo de ventajas, como:

  • Reducen las dosis necesarias para controlar una enfermedad al permitir diseñar medicamentos de liberación prolongada
  • Dado que llegan a ser más amigables estéticamente con los pacientes, ayudan a mejorar la adherencia al tratamiento.
  • Puede aumentar significativamente la vida útil de los medicamentos.

Si usted desea adquirir estos beneficios de los diferentes tipos de recubrimientos farmacéuticos, contáctese con nosotros a través del formulario que se encuentra al final de nuestra página de inicio o a nuestras oficinas en CDMX, Monterrey, Guadalajara e Hidalgo.