¿Para qué recubrir un medicamento?

Históricamente el recubrimiento farmacéutico de medicamentos se empezó a utilizar para enmascarar el sabor desagradable de los remedios preparados en aquella época. Con el tiempo y los avances tecnológicos alrededor de los materiales y equipos de proceso ha sido posible ampliar las aplicaciones del recubrimiento en la industria farmacéutica. A continuación, les presentaremos distintas aplicaciones.

Apego del paciente al tratamiento

A través de dos maneras podemos lograr mejorar el apego del paciente al tratamiento, una de ellas es diseñando una tableta que con la forma y/o el color se pueda identificar fácilmente al producto de manera que el paciente se le facilite visualmente identificar cual es el producto que deba tomar.

Para pacientes que tienen problemas para deglutir una tableta, es posible disminuir ese problema a través de la incorporación de un recubrimiento estético que aislé la superficie porosa-seca-adsorbente de un medicamento y cambiarla por una superficie lisa que permita pasar fácilmente al medicamento a través de esófago.

Aumento en la Productividad

La necesidad de una mayor disponibilidad de medicamentos obliga a aumentar la velocidad de producción y envasado de los mismos, para que esto suceda las tabletas o comprimidos deben moverse fácilmente en las máquinas de acondicionado permitiendo alimentar el blíster o frasco a grandes velocidades. Por naturaleza los medicamentos sin recubrimiento farmacéutico, comúnmente llamados núcleos, son más porosos que las tabletas recubiertas, esta porosidad evita que se deslicen fácilmente las tabletas entre sí, tema que se resuelve con una capa sencilla de recubrimiento estético permitiendo incrementar considerablemente el deslizamiento entre ellas.

Crear Identidad

Para nuevos medicamentos se vuelve importante crear una imagen única, de manera que tanto un color como una forma distintiva son relevantes para dar esa imagen. La variedad de pigmentos permite generar distintos colores, si es necesario a estos colores es posible incorporar un nivel elevado de brillo permitiendo generar un acabado elegante.

Enmascarar color apariencia de la tableta

Algunos principios activos tienen colores distintivos o los procesos de fabricación empleados producen acabados no uniformes, no agradables a la vista y para evitar desconfianza por parte del paciente se aplica lo que llamamos un recubrimiento estético, el cual es un recubrimiento que permite crear un color uniforme.

Enmascarar el olor

Materiales como el ajo tienen olores penetrantes y para algunas personas es desagradable. Es posible enmascarar ese olor con un recubrimiento de película al crear una barrera que lo encierra. A través del uso de materiales absorbentes de olores es posible fortalecer esta barrera mejorando la barrera protectora del recubrimiento farmacéutico.

Enmascarar sabor

Enmascarar el sabor amargo de los remedios es quizás la primera razón por la cual se inició con el proceso de recubrimiento hace muchos años. En ese entonces el recubrimiento era más parecido al grajeado tradicional donde se aplican cantidades importantes de sólidos, adhiriéndose al medicamento con la aplicación de un jarabe de azúcar. De esta manera formamos una capa gruesa que permite tragar el medicamento sin percibir el sabor amargo del principio activo.

Hoy en día aplicamos principalmente recubrimientos de película, donde de acuerdo con la solubilidad de la formulación y más específicamente al tipo de polímeros y a la cantidad aplicada podemos lograr con una capa muy delgada una barrera que enmascara el sabor, inclusive podemos impartir un sabor dulce al incorporar materiales dulces en la formulación del recubrimiento farmacéutico.

Evitar contaminación de áreas de acondicionado

Algunos principios activos tienen un color característico; intenso y penetrante; y al manipularlo en áreas de acondicionamiento puede ensuciar de manera considerable la maquinaria; el área; incluso al personal operativo, teniendo como consecuencia emplear largos tiempos de limpieza para evitar contaminación cruzada. Por lo anterior se vuelve relevante el proceso de recubrimiento en la industria farmacéutica donde es más fácil contener el color característico del principio activo.

Incorporar materiales funcionales en el recubrimiento de comprimidos

La búsqueda de opciones en la generación de nuevos medicamentos o medicamentos genéricos motiva el usar al recubrimiento como un acarreador de algún material que ofrezca alguna funcionalidad adicional al medicamento, como por ejemplo colocar alguna sustancia que permita identificar que el producto es original a través de un análisis no destructivo y fácil de implementar. También podemos incorporar olores distintivos y ajustadores de pH.

Modificar el sitio de liberación

Debido a las características de solubilidad del polímero podemos lograr modificar el sitio de liberación, de esta manera logramos productos de liberación inmediata, entéricos, de liberación prolongada, incluso dentro de los sistemas de liberación inmediata podemos desarrollar sistemas con distintas velocidades de disolución gracias a la diversidad de polímeros y a sus distintas velocidades de disolución.

Nuevas combinaciones de principios activos

La combinación de fármacos puede llegar a ser una estrategia interesante para generar medicamentos novedosos que faciliten el apego al tratamiento al facilitar la ingestión del medicamento, en lugar de dos tabletas tomar solo una; con una reducción importante en el costo del tratamiento. Sin embargo, por temas de compatibilidad entre los fármacos es necesario evitar estar en contacto directo para evitar alguna interacción entre ellos, y esto lo logramos a través de incorporar el segundo fármaco en el recubrimiento, colocando una capa de recubrimiento entre los fármacos. Así estarías separados sin provocar interacción entre ellos.

Otro escenario puede ser el requerir que estos fármacos presentes distintos tipos de liberación, por ejemplo, uno de ellos puede requerir liberación inmediata y el otro una liberación modificada o prolongada. Para lograr estos dos tipos de perfiles uno de los principios activos se coloca en el núcleo y generalmente es el de liberación prolongada, y el que requiere liberación inmediata, se agrega al recubrimiento. Logrando así dos distintos perfiles de liberación

Protección a la humedad

Una característica que vemos con mayor frecuencia en los nuevos fármacos es su sensibilidad a la humedad y por lo tanto requieren una mayor protección, que podemos diseñar desde la fabricación del núcleo, después con el recubrimiento farmacéutico y finalmente con el material de envase.

El recubrimiento funciona como una barrera al vapor de agua, retrasando la penetración del vapor. Dependiendo de la formulación también puede estar retrasando la disolución sobre todos

Protección a la luz

Los fármacos sensibles a la luz se pueden proteger con una capa de recubrimiento que impida el paso de luz. Los opacificantes y los pigmentos juegan un papel especial dentro de la formulación del recubrimiento, son los responsables de evitar la penetración de la luz. Generalmente las formulaciones empleadas para recubrir de manera uniforme la tableta con algún color son suficientes para lograr a la vez la protección a la luz, solo en casos especiales donde la sensibilidad del fármaco a la luz es alta, será necesario fortalecer el recubrimiento a través de ganancias en peso o cantidad de recubrimiento extraordinariamente mayor. Generalmente usamos una ganancia en peso del 3% vs el peso del núcleo, pero para estas condiciones especiales será necesario llegar hasta el 6%.

Protección mecánica

Requerida principalmente cuando tenemos algún logo complejo. En ocasiones lograr tabletas con excelente acabado y que puedan ser acondicionadas manteniendo una buena apariencia puede ser complicado, sobre todo para principios activos difíciles de comprimir donde la friabilidad y resistencia a la ruptura pueden ser bajos y donde se podría producir desgaste en la tableta al momento de acondicionar. Una solución es el recubrimiento farmacéutico, será necesario considerar que las tabletas deben también cumplir con los requisitos mínimos de dureza y friabilidad para ser recubiertos.

Sistemas entéricos

Ya sea que busquemos protege al fármaco del pH del estómago, o que necesitemos proteger a la mucosa gástrica de las características del principio activo; será necesario aplicar un recubrimiento entérico que resista el pH del estómago de manera que sea posible mantener la tableta íntegra durante al menos 2 h en una solución ácida a pH de 1.2

El recubrimiento es una opción interesante por considerar, hay una diversidad importante de funciones de él en un medicamento y es a través de la formulación del recubrimiento desde donde diseñamos esa funcionalidad, con EasyCoat® juntos identificamos y diseñamos el recubrimiento que necesitas.

Adquiere los mejores recubrimientos con EasyCoat®

Si desea conocer más información de este recubrimiento farmacéutico u otros productos y servicios con los que contamos, solicita una cotización al (55) 2122 0400 o escribanos a través del formulario que encuentra en nuestro sitio web.