Recubrimientos farmacéuticos de película

A lo largo de la historia el recubrimiento en la industria farmacéutica ha permitido el desarrollo de medicamentos nuevos; mejorando el apego al tratamiento; a la vez que ha favorecido un incremento en la productividad mediante la incorporación de alguna funcionalidad específica al producto recubierto a través de la fórmula y los ingredientes empleados en el recubrimiento.

¿Qué son los recubrimientos?

Son formulaciones que emplean distintas materias primas y a partir de la cual se obtienen capas o películas que se adhieren y cubren al medicamento, generalmente un comprimido o tableta. Aunque también se pueden recubrir cápsulas, pellets, granulados y principios activos. Para fines de este texto hablaremos en particular del recubrimiento de comprimidos.

La película tiene un espesor alrededor de las 70-100 micras, medida similar al grosor de un cabello. El espesor de la película está determinado en algunos casos por la función del recubrimiento, así tenemos que un sistema de recubrimiento estético, donde solo queremos proporcionar algún color distintivo al medicamento, el grosor es de los más pequeños. Un espesor mayor será necesario para el recubrimiento de protección a la humedad, y el mayor espesor será para los recubrimientos entéricos donde se emplean cantidades excepcionalmente mayores de recubrimiento buscando que la película se mantenga íntegra durante 2 h en los jugos gástricos.

¿Cuál es la función del sistema de revestimiento farmacéutico?

Dividiremos la función en dos categorías, aquellas funciones que tienen que ver con la producción del medicamento y aquellas que tienen que ver con el paciente que lo consume.

El recubrimiento en la industria farmacéutica su puede usar para facilitar el manejo en áreas de producción y acondicionamiento logrando aumentar la velocidad de acondicionamiento a través de la generación de una superficie más lisa de las tabletas, permitiendo que deslizan entre ellas con mayor rapidez y alimentando más rápidamente a la máquina de acondicionamiento.

Se usa para aumentar la vida útil de los medicamentos al proteger de la luz a los fármacos fotosensibles al crear una barrera que impide el paso de luz mediante el empleo de materiales que forman una barrera a la luz.

Aumentan la vida útil al proteger de la humedad y evitar la degradación química de fármacos y favoreciendo la protección física de medicamentos al formar barreras que disminuyen la permeabilidad al vapor de agua, evitando así que ingrese humedad al medicamento.

Con el recubrimiento también es posible modificar el sitio de liberación del principio activo al emplear materiales que disuelven a distintos valores de pH logrando la disolución del fármaco en diferentes partes del tracto gastrointestinal.

La función principal del recubrimiento para paciente es aumentar el apego al tratamiento mediante diferentes vías, una de ellas es la de proporcionar una identificación clara del medicamento al obtener una imagen distintiva e identidad única a través del color y acabado del mismo. También permite enmascarar sabor y olor donde la película funciona como una barrera que cubren el sabor amargo o el olor distintivo de algunos principios activos. En recubrimiento de película también facilita tragar el medicamento al favorecer el paso a través del esófago.

¿Qué materiales se emplean para formular sistemas recubrimiento farmacéuticos?

La composición básica de un sistema de recubrimiento para tabletas consta de polímeros, plastificantes y opacantes o pigmentos. Los polímeros son los formadores de la película y son los que definen la funcionalidad del recubrimiento. La amplia variedad de materiales o polímeros permite diseñar distintos sistemas de recubrimiento aptos para una amplia variedad de funciones.

Los plastificantes empleados están en función del polímero empleado permitiendo mejorar el desempeño de este y gracias a la diversidad de plastificante hoy es posible emplear distintas combinaciones de polímero-plastificante útiles para una gran cantidad de fármacos. Por último, los opacantes o pigmentos permiten proporcionar el color distintivo al medicamento y además crean una barrera a la luz y fortalecen la barrera a la humedad.

Los recubrimientos los puedes formular y preparar en tu laboratorio o emplear los sistemas de recubrimiento preformulados. La ventaja de los primeros es el costo y su desventaja es la reproducibilidad del color lote a lote, este problema es eliminado con los sistemas preformulados.

¿Cómo se aplican los recubrimientos?

Se aplican por aspersión, para eso es necesario dispersar la formulación de recubrimiento en algún solvente, hoy en día el agua es el principal solvente. Aunque sigue siendo necesario emplear solventes orgánicos para algunos principios activos específicos que son altamente sensibles a la humedad.

Los equipos o sistemas de aspersión recientes han mejorado de manera considerable, son sanitarios y con un desempeño superior, evitando paros en el proceso al permitir aplicaciones continuas al no formarse residuos en la boquilla, permitiendo trabajar con el mismo perfil de aspersión durante todo el proceso y evitando paros para limpiar la boquilla. También cuentan con sistemas para ajustar con mayor precisión y exactitud los distintos parámetros o condiciones de trabajo, logrando así una mayor reproducibilidad y eficiencia en el proceso, tema particularmente crítico para los sistemas de recubrimiento entérico y de protección a la humedad.

Las tabletas se colocan dentro de un equipo llamado bombo, un tambor giratorio donde las tabletas giran y se mezclan permitiendo que la aspersión de la suspensión de recubrimiento se vaya distribuyendo en la totalidad de las tabletas a la vez que se va secando para formar correctamente la película.

En la actualidad, el bombo perforado es el equipo que se usa con mayor frecuencia, aunque aún hay equipos de los que llamamos convencionales y en ambos es posible obtener recubrimientos con la calidad esperada. Sin embargo, en los bombos perforados es posible mejorar el mezclado y secado de las tabletas, optimizando los tiempos de proceso de manera significativa comparado con un bombo convencional.

Controles de proceso y Calidad del recubrimiento

La apariencia de la tableta es el mejor control que puede tener el proceso. Por supuesto adicional a los distintos controles que implementemos en las distintas variables de proceso

La cantidad de variables cambia en función del autor que esté describiendo el proceso, una consideración común para todos los autores es que son varias y es necesario lograr un balance entre ellas.

Una manera de lograrlo es establecer una variable que deberá mantenerse como punto central de control, y a partir de ella establecer las condiciones para las demás variables. En nuestra opinión la temperatura de la cama de producto es la correcta. Esta temperatura es definida por las características de la formulación de recubrimiento, específicamente por la temperatura de transición vítrea del sistema polímero-plastificante.

Hemos visto de manera general que son los recubrimientos en la industria farmacéutica, que materiales se usan, cómo se aplican, cuáles son controles en proceso y cuál puede ser la mejor característica de calidad a controlar o establecer. En las próximas entregas hablaremos en detalle sobre cada una de ellas con la intención de compartir con ustedes una mayor cantidad de detalles que les permita diseñar e implementar procesos de recubrimiento exitosos.

Adquiere los mejores recubrimientos con EasyCoat®

Si desea conocer más información de este recubrimiento farmacéutico u otros productos y servicios con los que contamos, solicita una cotización al (55) 2122 0400 o escribanos a través del formulario que encuentra en nuestro sitio web.

¿Para qué recubrir un medicamento?

Históricamente el recubrimiento farmacéutico de medicamentos se empezó a utilizar para enmascarar el sabor desagradable de los remedios preparados en aquella época. Con el tiempo y los avances tecnológicos alrededor de los materiales y equipos de proceso ha sido posible ampliar las aplicaciones del recubrimiento en la industria farmacéutica. A continuación, les presentaremos distintas aplicaciones.

Apego del paciente al tratamiento

A través de dos maneras podemos lograr mejorar el apego del paciente al tratamiento, una de ellas es diseñando una tableta que con la forma y/o el color se pueda identificar fácilmente al producto de manera que el paciente se le facilite visualmente identificar cual es el producto que deba tomar.

Para pacientes que tienen problemas para deglutir una tableta, es posible disminuir ese problema a través de la incorporación de un recubrimiento estético que aislé la superficie porosa-seca-adsorbente de un medicamento y cambiarla por una superficie lisa que permita pasar fácilmente al medicamento a través de esófago.

Aumento en la Productividad

La necesidad de una mayor disponibilidad de medicamentos obliga a aumentar la velocidad de producción y envasado de los mismos, para que esto suceda las tabletas o comprimidos deben moverse fácilmente en las máquinas de acondicionado permitiendo alimentar el blíster o frasco a grandes velocidades. Por naturaleza los medicamentos sin recubrimiento farmacéutico, comúnmente llamados núcleos, son más porosos que las tabletas recubiertas, esta porosidad evita que se deslicen fácilmente las tabletas entre sí, tema que se resuelve con una capa sencilla de recubrimiento estético permitiendo incrementar considerablemente el deslizamiento entre ellas.

Crear Identidad

Para nuevos medicamentos se vuelve importante crear una imagen única, de manera que tanto un color como una forma distintiva son relevantes para dar esa imagen. La variedad de pigmentos permite generar distintos colores, si es necesario a estos colores es posible incorporar un nivel elevado de brillo permitiendo generar un acabado elegante.

Enmascarar color apariencia de la tableta

Algunos principios activos tienen colores distintivos o los procesos de fabricación empleados producen acabados no uniformes, no agradables a la vista y para evitar desconfianza por parte del paciente se aplica lo que llamamos un recubrimiento estético, el cual es un recubrimiento que permite crear un color uniforme.

Enmascarar el olor

Materiales como el ajo tienen olores penetrantes y para algunas personas es desagradable. Es posible enmascarar ese olor con un recubrimiento de película al crear una barrera que lo encierra. A través del uso de materiales absorbentes de olores es posible fortalecer esta barrera mejorando la barrera protectora del recubrimiento farmacéutico.

Enmascarar sabor

Enmascarar el sabor amargo de los remedios es quizás la primera razón por la cual se inició con el proceso de recubrimiento hace muchos años. En ese entonces el recubrimiento era más parecido al grajeado tradicional donde se aplican cantidades importantes de sólidos, adhiriéndose al medicamento con la aplicación de un jarabe de azúcar. De esta manera formamos una capa gruesa que permite tragar el medicamento sin percibir el sabor amargo del principio activo.

Hoy en día aplicamos principalmente recubrimientos de película, donde de acuerdo con la solubilidad de la formulación y más específicamente al tipo de polímeros y a la cantidad aplicada podemos lograr con una capa muy delgada una barrera que enmascara el sabor, inclusive podemos impartir un sabor dulce al incorporar materiales dulces en la formulación del recubrimiento farmacéutico.

Evitar contaminación de áreas de acondicionado

Algunos principios activos tienen un color característico; intenso y penetrante; y al manipularlo en áreas de acondicionamiento puede ensuciar de manera considerable la maquinaria; el área; incluso al personal operativo, teniendo como consecuencia emplear largos tiempos de limpieza para evitar contaminación cruzada. Por lo anterior se vuelve relevante el proceso de recubrimiento en la industria farmacéutica donde es más fácil contener el color característico del principio activo.

Incorporar materiales funcionales en el recubrimiento de comprimidos

La búsqueda de opciones en la generación de nuevos medicamentos o medicamentos genéricos motiva el usar al recubrimiento como un acarreador de algún material que ofrezca alguna funcionalidad adicional al medicamento, como por ejemplo colocar alguna sustancia que permita identificar que el producto es original a través de un análisis no destructivo y fácil de implementar. También podemos incorporar olores distintivos y ajustadores de pH.

Modificar el sitio de liberación

Debido a las características de solubilidad del polímero podemos lograr modificar el sitio de liberación, de esta manera logramos productos de liberación inmediata, entéricos, de liberación prolongada, incluso dentro de los sistemas de liberación inmediata podemos desarrollar sistemas con distintas velocidades de disolución gracias a la diversidad de polímeros y a sus distintas velocidades de disolución.

Nuevas combinaciones de principios activos

La combinación de fármacos puede llegar a ser una estrategia interesante para generar medicamentos novedosos que faciliten el apego al tratamiento al facilitar la ingestión del medicamento, en lugar de dos tabletas tomar solo una; con una reducción importante en el costo del tratamiento. Sin embargo, por temas de compatibilidad entre los fármacos es necesario evitar estar en contacto directo para evitar alguna interacción entre ellos, y esto lo logramos a través de incorporar el segundo fármaco en el recubrimiento, colocando una capa de recubrimiento entre los fármacos. Así estarías separados sin provocar interacción entre ellos.

Otro escenario puede ser el requerir que estos fármacos presentes distintos tipos de liberación, por ejemplo, uno de ellos puede requerir liberación inmediata y el otro una liberación modificada o prolongada. Para lograr estos dos tipos de perfiles uno de los principios activos se coloca en el núcleo y generalmente es el de liberación prolongada, y el que requiere liberación inmediata, se agrega al recubrimiento. Logrando así dos distintos perfiles de liberación

Protección a la humedad

Una característica que vemos con mayor frecuencia en los nuevos fármacos es su sensibilidad a la humedad y por lo tanto requieren una mayor protección, que podemos diseñar desde la fabricación del núcleo, después con el recubrimiento farmacéutico y finalmente con el material de envase.

El recubrimiento funciona como una barrera al vapor de agua, retrasando la penetración del vapor. Dependiendo de la formulación también puede estar retrasando la disolución sobre todos

Protección a la luz

Los fármacos sensibles a la luz se pueden proteger con una capa de recubrimiento que impida el paso de luz. Los opacificantes y los pigmentos juegan un papel especial dentro de la formulación del recubrimiento, son los responsables de evitar la penetración de la luz. Generalmente las formulaciones empleadas para recubrir de manera uniforme la tableta con algún color son suficientes para lograr a la vez la protección a la luz, solo en casos especiales donde la sensibilidad del fármaco a la luz es alta, será necesario fortalecer el recubrimiento a través de ganancias en peso o cantidad de recubrimiento extraordinariamente mayor. Generalmente usamos una ganancia en peso del 3% vs el peso del núcleo, pero para estas condiciones especiales será necesario llegar hasta el 6%.

Protección mecánica

Requerida principalmente cuando tenemos algún logo complejo. En ocasiones lograr tabletas con excelente acabado y que puedan ser acondicionadas manteniendo una buena apariencia puede ser complicado, sobre todo para principios activos difíciles de comprimir donde la friabilidad y resistencia a la ruptura pueden ser bajos y donde se podría producir desgaste en la tableta al momento de acondicionar. Una solución es el recubrimiento farmacéutico, será necesario considerar que las tabletas deben también cumplir con los requisitos mínimos de dureza y friabilidad para ser recubiertos.

Sistemas entéricos

Ya sea que busquemos protege al fármaco del pH del estómago, o que necesitemos proteger a la mucosa gástrica de las características del principio activo; será necesario aplicar un recubrimiento entérico que resista el pH del estómago de manera que sea posible mantener la tableta íntegra durante al menos 2 h en una solución ácida a pH de 1.2

El recubrimiento es una opción interesante por considerar, hay una diversidad importante de funciones de él en un medicamento y es a través de la formulación del recubrimiento desde donde diseñamos esa funcionalidad, con EasyCoat® juntos identificamos y diseñamos el recubrimiento que necesitas.

Adquiere los mejores recubrimientos con EasyCoat®

Si desea conocer más información de este recubrimiento farmacéutico u otros productos y servicios con los que contamos, solicita una cotización al (55) 2122 0400 o escribanos a través del formulario que encuentra en nuestro sitio web.

La alta concentración de sólidos acelera la aplicación de recubrimientos

recubrimiento en la industria farmacéutica

La alta concentración de sólidos es una característica de la suspensión de recubrimiento de comprimidos que te permite disminuir tiempos de aplicación en producción.

¿Qué son los recubrimientos de preparación de alta concentración de sólidos?

Los recubrimientos de preparación de alta concentración de sólidos son una tendencia global. El crecimiento de la demanda de medicamentos requiere procesos de fabricación más productivos, y si el medicamento es un genérico adicional requiere que sus costos sean competitivos.

DVA tiene una excelente propuesta, empleando composiciones originales que cubren esta tendencia de manera exitosa, EasyCoat® SP permite preparar suspensiones de recubrimiento hasta del 35% de sólidos en suspensión, muy por encima del 7% de sólidos en suspensión. Concentraciones que se utilizaban al inicio de la implementación de los  procesos de recubrimiento de comprimidos.

Existen diversos factores que afectan la viscosidad de una dispersión de recubrimiento. La principal es la naturaleza de los polímeros-filmógenos utilizados. Dentro de un mismo polímero pueden existir diferentes pesos moleculares y por lo tanto diferentes solubilidades y diferentes resistencias a fluir.

La clave para tener dispersiones de alta concentración de sólidos es lograr que tales dispersiones tengan una viscosidad suficientemente baja, apropiada para ser aplicada en los equipos de recubrimiento farmacéutico. Normalmente se acepta que una dispersión de máximo 200 a 500 CP es apropiada para ser aplicada sobre tabletas, cuando se tienen dispersiones muy viscosas, se pueden llegar a tener problemas para la conducción del líquido por los ductos que alimentan las boquillas de recubrimiento y también se puede dificultar la formación de un spray apropiado para lograr un buen acabado final en la superficie de la tableta. También esto puede tener alguna influencia en la aparición de problemas de taponeado de boquillas y de acabado rugoso en la superficie de las tabletas.

En una dispersión de recubrimiento, si se aumenta la concentración de sólidos, se incrementa la viscosidad de la cobertura. Cada fórmula posee sus características de viscosidad particular.

Si se trabajan viscosidades bajas, en general las coberturas son más sencillas de preparar y aplicar, mientras que viscosidades altas, derivadas de incrementar la concentración en sólidos de la dispersión, permiten tiempos de proceso menores. Por ello es necesario lograr un buen balance o equilibrio.

Diferentes formulaciones pueden tener propiedades de viscosidad muy distintas y por lo tanto las recomendaciones de preparación y aplicación pueden ser muy diferentes.

Las compañías que diseñan y manufacturan recubrimiento farmacéutico son las responsables de conocer e indicar cuales son las concentraciones de sólidos más apropiadas para preparar y aplicar para cada uno de los recubrimientos formulados.

Es frecuente que las dispersiones de polímeros sean de tipo no newtoniano, esto quiere decir que la viscosidad puede variar, dependiendo de la intensidad o fuerza aplicada para mover los fluidos, por ello puede ser una buena práctica que cuando se reporte una viscosidad de líquidos no newtonianos, se incluyan las condiciones de la prueba realizada.

Los polímeros más clásicos usados en formulaciones de recubrimientos son la hipromelosa, metacrilatos, vinílicos, también hay tendencias de probar polímeros de origen natural como almidones. Ocasionalmente se han incorporado materiales como carbohidratos o polioles para disminuir la viscosidad en la preparación de la cobertura, sin afectar de manera negativa la formación de la película ni las características mecánicas de la misma, referidas en su resistencia a la rotura y su elasticidad.

Las dispersiones de recubrimientos pueden contener tanto componentes solubles como insolubles; los que tienen un efecto más importante en la viscosidad de las coberturas son los componentes solubles, los cuales muchas veces son los mismos componentes filmógenos, es decir los responsables de formar una capa adherida a la superficie que se pretende recubrir.

Es muy importante que cuando se formulan recubrimientos, se tenga un buen balance en los componentes de la formulación, dado que un exceso de polímeros o de componentes filmógenos pueden generar viscosidades relativamente altas, mientras que fórmulas con pobre contenido resultan en películas débiles o de baja adhesividad y de baja resistencia mecánica.

Sin embargo, como se ha mencionado, el factor más relevante de la viscosidad de una dispersión de recubrimiento, es la identidad y naturaleza de los agentes filmógenos empleados.

¿Por qué la fórmula de DVA funciona?

Porque su composición está balanceada, utilizando materiales filmógenos con excelentes propiedades de adhesividad, resistencia, flexibilidad y acabado, que permiten su fácil dispersión, y manteniendo muy bajas viscosidades, comparativamente respecto a otras opciones históricamente usadas en el mercado de sistemas de revestimiento farmacéutico.

Los sistemas EasyCoat® SP tienen mezclas de filmógenos que tienen sinergia entre ellos logrando propiedades ventajosas que no poseen los componentes por sí solos por separado.

¿A qué retos podría enfrentarse al momento de preparar la suspensión?

Cuando se busca preparar una dispersión de recubrimiento con una alta concentración de sólidos, pueden llegar a presentar dificultades como aglomeración de los componentes y difícil solubilización.

Los sistemas EasyCoat® SP no presentan esa dificultad pues tienen una preparación extremadamente sencilla.

¿Qué ventajas tiene y por qué son ventajas?

La principal ventaja es su baja viscosidad, lo cual permite aplicaciones muy rápidas. Sin embargo la sola viscosidad no es una propiedad que por sí sola logra buenos recubrimientos. El producto debe ser capaz de proporcionar muy buen acabado, además de ser sencilla su preparación y aplicación. Debe proporcionar buena uniformidad de contenido al producto terminado, lo cual regularmente es reflejado como una buena uniformidad de color.

Viscosidades comparativas, recubrimientos de diversas bases poliméricas

Adquiere los mejores recubrimientos con EasyCoat®

Si desea conocer más información de este recubrimiento farmacéutico u otros productos y servicios con los que contamos, solicita una cotización al (55) 2122 0400 o escribanos a través del formulario que encuentra en nuestro sitio web.

¿Por qué hay variedad de colores en los medicamentos?

recubrimiento en la industria farmacéutica

Los medicamentos y fármacos han estado con nosotros desde hace mucho tiempo; se trata de una de las más grandes revoluciones de la medicina moderna y el factor principal por el que la esperanza de vida se ha logrado aumentar considerablemente y diversas enfermedades se han podido erradicar completamente de la faz de la tierra. Es tan importante este avance que ha representado un antes y un después en la sociedad, incluso un cambio en sus rutinas de vida.

Hay medicamentos para todo tipo de problemas, antigripales, contra el dolor, que repelen alergias, los que luchan contra enfermedades mortíferas, aquellos que regulan la actividad del cuerpo, los que retrasan los efectos de una patología, los que regulan el estado mental y un largo etcétera de funciones terapéuticas que han desarrollado cientos de laboratorios a lo largo y ancho del planeta; pero, entre tantos medicamentos, ¿cómo diferenciarlos a todos? ¿de qué manera se puede diferenciar al antihistamínico de una compañía del de otra? La respuesta es el color.

Y es que a través de un sistema de recubrimiento en la industria farmacéutica se ha conseguido no sólo proteger a los compuestos del medicamento, sino que han logrado implementar películas de color que permiten darle vivacidad y personalidad en el mercado, volviéndolos más fáciles de identificar para las personas del común; pero, ¿son sólo para diferenciar una tableta de otra con la misma forma, o existe algún otro motivo? La verdad es que sí y a continuación se lo mencionaremos.

¿Por qué hay variedad de colores?

Cuando una persona tiene un problema médico que requiere de la intervención de un medicamento, normalmente se dirige a la farmacia más cercana y pregunta por un fármaco que le ayude; el dependiente de la tienda le presentará diversas opciones que en general le sirven para lo mismo, sin embargo, tienen diferencias sustanciales que permiten que una de las opciones destaque sobre las demás: su apariencia.

La industria farmacéutica es consciente de esto, e implementa, como parte de su estrategia comercial, una especie de «efecto placebo» en donde el aspecto, el color y hasta el nombre del fármaco influyen en la decisión de compra e incluso en la adherencia al tratamiento; esto se debe a que, si para el cerebro, lo que está viendo le agrada y le da seguridad, probablemente libere neurotransmisores que permitan potenciar los resultados de la medicina.

En diversos estudios se ha demostrado que el color del recubrimiento en la industria farmacéutica influye en la elección del medicamento por parte de los consumidores, quienes se decantan más por aquellos rojos o rosados, asocian el amarillo, blanco y azul a un sabor amargo; y los tonos pastel a una sensación dulce. Y es que al igual que con cualquier platillo, la medicación también es consumida primero por los ojos y si no se consigue una buena impresión en el consumidor, rechazará totalmente el tratamiento, especialmente cuando se trata de niños o adultos muy exigentes.

Ejemplos del uso de los colores

A través de los sistemas de revestimiento farmacéutico es posible obtener diferentes tonalidades en función de lo que se espera que proyecte el medicamento, a continuación, mencionaremos algunos ejemplos del uso de los colores:

  • Antidepresivos: El color amarillo es la opción ideal, ya que además de proyectar un color llamativo, psicológicamente transmite alegría y sensaciones positivas, por lo que potencia los efectos antidepresivos y es más escogido por los consumidores.
  • Ansiolíticos: Siguiendo por la línea del tratamiento de enfermedades mentales, los medicamentos blancos y azules reducen considerablemente la ansiedad, por lo que son empleados en estos fármacos.
  • Antiácidos: El color blanco también representa pureza y tranquilidad, por lo que en el consumidor se crea la imagen de que este medicamento ayudará a combatir el ácido del estómago; además, recuerda a la leche, un remedio casero que se usa popularmente para curar esta condición.
  • Estimulantes: Aquellos medicamentos que buscan dar una dosis de energía en el consumidor utilizan el color rojo para denotar pasión y estimulación.
  • Combinar colores: El rojo y el blanco son las combinaciones más típicas porque denota profesionalismo y efectividad; por otra parte, el morado y el azul representa feminidad y son empleados para medicamentos destinados a las mujeres.

Igualmente, el sistema de recubrimiento estético cumple un papel fundamental en la aceptación de la medicina por parte de los infantes, quienes usualmente tienden a rechazar los tratamientos que tengan algo que ver con fármacos; no sólo se van a implementar colores vivos y que recuerden a las golosinas, sino que también se encapsuló el sabor y el olor para hacerlos más atractivos para este público, además de la inscripción de un muñeco o algún nombre que no les suene a medicina.

Como ve, el papel del color del recubrimiento en la industria farmacéutica va más allá de simplemente diferenciarse en el mercado sino que supone una ventaja enorme para la efectividad de un medicamento; por eso, lo invitamos a que recurra a esta estrategia de la mano de EasyCoat al llamarnos a los teléfonos que encuentra en la zona de contacto o escribiéndonos en el formulario que encuentra en esta misma sección.

Todas las respuestas acerca de los sistemas de revestimiento farmacéutico

sistemas de revestimiento farmacéutico

Los sistemas de revestimiento farmacéutico son una técnica revolucionaria que han logrado un enorme salto en el mercado de los medicamentos, dotándolos de características únicas que mejoran su biodisponibilidad, resistencia e incluso apariencia, sin la necesidad de alterar ninguno de los componentes del fármaco. Este método se ha empleado desde mucho tiempo atrás y desde entonces casi todas las industrias farmacéuticas lo emplean en sus procesos productivos; no obstante, a pesar de ser tan popular, no deja de generar bastantes dudas que el día de hoy, EasyCoat se encargará de responder.

¿Cuál es el origen de este procedimiento?

El recubrimiento en la industria farmacéutica es de los procedimientos más antiguos que aún es empleado en el mercado actual; se trata de un método en el que se aplica una o más capas de cierto espesor que se colocan en la superficie de las tabletas y que tienen por objetivo dotar de características especiales que el fármaco en sí mismo no puede cumplir. Históricamente, el primer caso registrado de esta técnica fueron los experimentos hechos por el médico y alquimista persa Rhazes al final del primer siglo.

Más adelante, el médico y filósofo musulmán Avicena, experimentó con pequeñas láminas de plata y oro para recubrir a los fármacos y ocho siglos más tarde, en 1838, Garot fue el pionero del uso de gelatina para cubrir píldoras que tenían un sabor desagradable; este invento dio paso a que la compañía francesa Garnier Lamoureaux comercializara en los Estados Unidos tabletas recubiertas de azúcar y años después a la aparición del estilo de recubrimiento de paila por parte de Warner.

¿Por qué es importante el recubrimiento farmacéutico?

Existen diferentes motivos por los que es importante realizar este procedimiento, a continuación mencionaremos algunos de estos:

  • Mejorar la apariencia del fármaco para ser más comercializable y tener más cercanía con el consumidor.
  • Para encubrir sabores y olores desagradables que generarían un rechazo hacia el medicamento.
  • Ofrecer protección ante elementos del ambiente como la humedad, la radiación solar, el polvo y el contacto con el oxígeno que pondrían en peligro la estabilidad de los compuestos.
  • Facilitar el consumo ya que ofrecen superficies suaves y lisas que se deslizan mejor por la garganta.
  • Programar el momento de la liberación del fármaco para obtener una absorción más pura y un aumento en su biodisponibilidad.
  • Generar una identidad de marca a través de placas de colores, consiguiendo no sólo ser atractivo para el consumidor sino que diferenciarse de la competencia.

¿Qué tipos de revestimientos existen?

Los sistemas de revestimiento farmacéutico se pueden separar en dos tipos principalmente:

  • No entérico: Se emplean materiales que son solubles en un pH de tipo ácido, lo que significa que al contacto con los ácidos gástricos va a desintegrarse y liberar los componentes del fármaco para ser absorbidos por el organismo.
  • Entérico: Es el tipo de recubrimiento que logra resistir a los ácidos del estómago y se libera en un pH cercano a ocho; esto facilita una liberación tardía mucho mayor y la disminución del riesgo de sufrir de enfermedades gástricas.

No existe un tipo que sea mejor que otro ya que eso dependerá del tipo de liberación que requieren los componentes internos del fármaco y el tratamiento en particular que se desea emplear; además, hay que tener en cuenta los antecedentes de los consumidores, por ejemplo, si son propensas a sufrir de gastritis, lo mejor sería emplear recubrimientos entéricos para asegurar que el medicamento no será un factor desencadenante de la enfermedad.

¿Qué características debe tener el núcleo del medicamento?

Para el caso de los sistemas de revestimiento farmacéutico empleados en las tabletas, es necesario que el núcleo a cubrir posea ciertas características:

  • Forma biconvexa: esto facilitará la aplicación del recubrimiento y hará mucho más fácil que el medicamento se mueva en el interior del organismo.
  • Dureza: deben ofrecer la mayor resistencia posible para no sucumbir ante la aplicación del revestimiento (se recomienda un mínimo de 3 Kp)
  • No deben tener polvo en su superficie con el fin de que no haya interferencias entre el recubrimiento y el núcleo.
  • No tener una humedad superior al 2%
  • No tener una tendencia a romperse con facilidad

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que se realizan nuestros clientes acerca de los sistemas de revestimiento farmacéutico, si usted tiene una duda que no respondimos en este artículo, siéntase libre de preguntarle a nuestros asesores a través del formulario de contacto que encuentra en nuestro sitio web o llamando a nuestras sedes específicas en Ciudad de México, Hidalgo, Jalisco y Nuevo León que encuentra en la misma sección de contacto.