Los comprimidos son formas sólidas de dosificación farmacéutica, que se componen de una mezcla de excipientes y sustancias activas.  La dosificación de medicamentos en esta presentación es la más conocida en todo el mundo y la mayoría de las moléculas de los fármacos se pueden formular en tabletas, además el proceso de producción es bastante flexible y sencillo. Durante la producción se requieren varios métodos para que adquieran sus características finales, entre los que destaca el recubrimiento de comprimidos.

El recubrimiento: un elemento indispensable, pero usualmente omitido

El recubrimiento para tabletas consiste en la aplicación de una capa externa básicamente seca de material a la superficie de una forma de dosificación para obtener beneficios específicos, por ejemplo, que el medicamento no se deshaga rápidamente antes de llegar al tracto digestivo o que conserve sus excelentes propiedades aún con el pasar del tiempo. El recubrimiento puede integrarse en una amplia variedad de medicamentos sólidos y orales.

El proceso de recubrimiento se puede formular de manera particular para ajustar la rapidez con la que se disuelven los comprimidos y la forma en que las tabletas serán absorbidas por el cuerpo después de la ingestión. Las tabletas tratadas son, usualmente de superficie convexa y, sin el recubrimiento, se consideran sólo como núcleos.

Ahora bien, hay varios métodos de recubrimiento de comprimidos, entre los que destacan tres: recubrimiento peculiar, comprimido y con azúcar. Si bien tienen notables diferencias, ofrecen los mismos beneficios generales, como:

  • Protege a los medicamentos de agentes externos, por ejemplo, humedad, polvo y luz, además evita que sus agentes activos sean alterados.
  • Los medicamentos suelen ser desagradables para el sentido del gusto, pero el recubrimiento puede enmascarar los sabores más desagradables.
  • Controlan de forma efectiva la zona de acción del fármaco. Es posible producir sistemas de recubrimiento con propiedades de liberación modificada para proteger tanto al fármaco como al organismo ante los efectos locales de los principios activos.
  • Los efectos perjudiciales para las mucosas se minimizan o eliminan por completo.
  • Añaden atractivo al medicamento o refuerzan algunos aspectos asociados al marketing. Por ejemplo, usar pigmentos, como los que ofrecemos en EasyCoat, hace que los fármacos sean más fáciles de identificar tanto por los pacientes como fabricantes o pueden usarse para enfatizar la marca de la empresa.
  • Disimula las diferencias de tono que puede haber entre distintos lotes de un mismo medicamento, lo que puede causar desconfianza entre los consumidores.
  • Confieren mayor resistencia mecánica y permiten que los fármacos sean más fáciles de consumir por los pacientes.

Métodos de recubrimiento

Como señalamos, son tres los métodos de recubrimiento de comprimidos que pueden aplicar:

Recubrimiento pelicular

De forma general, recurre a un proceso de vaporización para el depósito de películas finas de polímeros que rodean el núcleo de las tabletas. Tienen que considerarse los siguientes aspectos para determinar si es de calidad un comprimido con recubrimiento de este tipo:

  • No deben presentarse coronas ni desgastes.
  • La cobertura de color y de la película tiene que ser homogénea.
  • Tanto ranuras de división como logotipos no deben recubrirse y tienen que ser claros.

Recubrimiento con azúcar

Se trata del método convencional de recubrimiento y conlleva la aplicación secuencial de soluciones de sacarosa sobre las tabletas por medio de ciertos equipos, principalmente pilas. El proceso de recubrimiento con azúcar implica las siguientes fases:

  • Sellado del núcleo de la tableta. El comprimido es sellado al aplicar un polímero impermeable al agua.
  • Sub recubrimiento. En esta fase, la tableta adquiere ese perfil redondeado convencional, además gana peso, lo que se debe a la adición de agentes formadores de masa a la solución de sacarosa, por ejemplo, goma arábiga, talco y carbonato de calcio.
  • El comprimido presenta un perfil rugoso, por tal motivo, es aislado por medio de películas de jarabe sucrosa libre de aditivos.
  • Coloración. Es una fase crucial en este tipo de recubrimiento, ya que se añaden los pigmentos para que adquieran su perfil peculiar.
  • Se trata de un proceso de lustre, en el que se usan ceras procedentes de distintas fuentes, como la cera de carnauba o de abeja.
  • Impresión. Implica la impresión de logotipos para identificar al medicamento o resaltar la marca.

Recubrimiento por compresión

Conlleva la compactación de un material redondeado y granular, que es aún núcleo, pero ya está preformado. La compactación se realiza con un equipo parecido al usado para elaborar los núcleos. Actualmente, este método es usado para que los materiales que no son químicamente compatibles puedan separarse.  Si bien es novedoso, presenta algunas limitaciones, por lo que la industria farmacéutica prefiere los métodos anteriores. La principal limitación es la relativa complejidad de la maquinaria usada para manufacturar tabletas recubiertas.

Si desean aplicar distintos sistemas de recubrimiento a los comprimidos, opten por los que fabricamos en EasyCoat. Contamos con tres sistemas para distintos fines: sistema de recubrimiento estético (ST); sistema de recubrimiento de liberación entérica (NT); sistema de recubrimiento contra la humedad (MT). Pidan una cotización o más información a través de la línea (55) 2122 0400 o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.